SINCRONIZAR LA EDUCACIÓN A LA BIOLOGÍA ADOLESCENTE

adolescente dormida en clase

ESTUDIO DE LA ACADEMIA DE PEDIATRÍA DE ESTADOS UNIDOS

A partir de la pubertad el ciclo del sueño de las personas cambia, se retrasan tanto la hora de acostarse como la de levantarse. Hay un fundamento biológico, hormonal y no de hábitos, por el que a los adolescentes les entra el sueño más tarde de forma natural. Pero su cerebro está en formación hasta los 20 años, por lo que siguen necesitando dormir unas 9 horas diarias.

Con los horarios escolares actuales un estudiante entre 15 y 18 años comienza las clases a las 8 de la mañana, por lo que tiene que levantarse entre las 6 y las 7 horas. Para comenzar descansado el día, es decir para cumplir con las 9 horas de sueño, tendría que acostarse entre las 21 y 22 horas

El problema es que la vigilia a esta edad llega a partir de las 23 horas y la hora de despertarse de forma natural estaría sobre las 8 de la mañana; por lo que los horarios escolares actuales son incompatibles con el ciclo de sueño en esta etapa de la vida. 

Por ello, son varios los países en los que se está solicitando que el horario escolar se adapte al ritmo biológico de los adolescentes, ya que actualmente duermen menos de lo que necesitan lo que afecta a su rendimiento escolar, repercute en su estado de ánimo y puede incluso deteriorar su salud.

Si quieres leer más Pincha aquí

Patricia Pastor 1ºB

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.